La semana nos convertido en los centinelas de nuestra preciosa ciudad, no os hacéis una idea de todo lo que controlamos desde lo alto de la Puerta de Bisagra: ¡increíble!

Pero no os penséis que solo hemos sido centinelas... ¡Hemos podido desarrollar mil tareas en nuestro propio castillo, hecho con nuestras manitas! No sé si cabrá en el jardín de casa, pero se puede intentar...