Día de Todos los Santos

Día de Todos los Santos

Con gran alegría celebramos con toda la Iglesia el Día de Todos los Santos.

El 1 de noviembre, la Iglesia celebra el Día de Todos los Santos para alegrarnos de corazón con todos hermanos nuestros que han llegado a la meta, que han corrido ya su carrera, que han sido fieles a los dones recibidos de Dios.

En el capítulo V de la constitución Lumen Gentium del Concilio Vaticano II se nos invita a la llamada universal a la santidad en la Iglesia.

También, hoy es un día para pedir la intercesión de esa multitud ingente de hombres y mujeres de todos los tiempos, de tantos santos conocidos y muchísimos más anónimos y desconocidos para que, cada uno de los que caminamos ahora por este mundo, podamos fructificar la semilla de vida que llevamos en nuestro interior.

En este día, la Iglesia nos recuerda el camino para llegar al pleno gozo en el evangelio que hoy proclama el capítulo 5 de San Mateo:

«Bienaventurados los pobres en el espíritu porque de ellos es el reino de los cielos».

«Bienaventurados los mansos porque ellos heredarán la tierra«.

«Bienaventurados los que lloran porque ellos serán consolados«.

«Bienaventurados los que tienen hambre y sed de la justicia porque ellos quedarán saciados».

«Bienaventurados los misericordiosos porque ellos alcanzarán misericordia«.

«Bienaventurados los limpios de corazón porque ellos verán a Dios«.

«Bienaventurados los que trabajan por la paz porque ellos serán llamados hijos de Dios«.

«Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia porque de ellos es el reino de los cielos«.

«Bienaventurados vosotros cuando os insulten y os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa«

Ver más fotos.

¡Compártelo!

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Fundación Ana Mogas

Fundación Ana Mogas

Relacionado

Otras entradas