Los niños de primero  y segundo de Ed. Primaria han participado en una jornada de educación vial donde no solo han aprendido a ser  buenos peatones, si no que también han visto cómo funciona un coche de policía, en qué consisten sus tareas y las distintas misiones que tienen que llevar a cabo en la ciudad.