El Colegio de la Divina Pastora del que es Entidad Titular la Congregación de Religiosas Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor, y que se encuentra en la calle San Miguel de los Ángeles 22, fue fundado el 29 de septiembre de 1885. La Beata Mª Ana Mogas Fontcuberta fundó nuestro Colegio, animada por Dª Rafaela Ramírez, una conocida suya y el Cardenal Primado de Toledo, Fray Ceferino González. La vida precaria que llevaron las primeras Hermanas las hizo fuertes y flexibles como el acero templado de la industria toledana. El Colegio estuvo situado en los primeros años en la calle Santa Eulalia nº 11, pasando en 1893 a la calle de la Libertad durante dos años. En 1895 se adquiere el colegio de Nuestra Señora del Pilar situado en la cuesta de los Pascuales para pasar definitivamente, en febrero de 1898, a la calle de San Miguel de los Ángeles donde todavía tiene su emplazamiento.

Nuestro colegio fue la última de las fundaciones de Mª Ana, en él dejó marcado su carisma franciscano y su estilo pedagógico:

  • Formación Integral donde se da prioridad a la formación religiosa de valores evangélicos. 
  • Esmerada preparación intelectual y académica a las alumnas (y alumnos desde 1982).
  • Cercanía y colaboración entre todos los que componen la Comunidad Educativa, abriendo cauces de participación entre todos: Creación de la Asociación de Padres de Alumnos (1965), Asociación de Alumnas y Ex alumnas (1985).
  • Preferencia por los pobres.
  • Espíritu de alegría.
  • Sentido fraterno.

Son muchas las generaciones que, a lo largo de más de 130 años, se han educado en este centro. Gozando siempre en la ciudad de un gran reconocimiento por la labor educativa desarrollada, habiendo una tradición en muchas familias de seguir educando a sus hijos en el centro donde padres, abuelos y generaciones anteriores se han educado. De ahí que familias que viven fuera del casco histórico deseen seguir trayendo a sus hijos a pesar del inconveniente de la lejanía. Por ello la mejor historia narrada de nuestro colegio de Terciarias (como popularmente se nos sigue llamando) es la formación de miles de ciudadanos que desde las más diversas condiciones y puestos de trabajo siguen manifestando con su vida aquellos valores que recibieron en los años de su paso por sus aulas.