ANAMO son los grupos cristianos de los centros de las Franciscanas de la Madre del Divino Pastor cuyo objetivo es la maduración de la fe en las personas. Entendido como proceso, grupo o camino, ANAMO es algo que parte de la realidad de sus miembros, de sus experiencias y vivencias, y que se inspira en los rasgos de identidad franciscanos.


¿Por qué Grupos Cristianos?

Porque se basan en la vivencia de un grupo que, teniendo como centro a Jesús, comparte su vida y establece entre los miembros lazos de amistad.


¿Por qué “ANAMO”?

Porque han tomado el nombre de Ana Mogas, Fundadora de las Religiosas Franciscanas de la Madre del Divino Pastor.


 

¿Qué actividades se hacen?

  • Reuniones Semanales. El grupo es el espacio <natural> donde compartimos la experiencia de la amistad, el crecimiento y la identificación con los valores de Jesús.
  • Las convivencias, los encuentros intergrupales e intercolegiales .
    Se trata de momentos fuertes que ayudan a enriquecer la vivencia diaria de forma gozosa y comprometedora. Además, estas actividades crean lazos de comunión con otros grupos y provocan una mayor identificación.
  • Las celebraciones y la iniciación sacramental.
    Festejar la vida como lugar de encuentro con Dios y con los demás. Expresar juntos sueños, miedos, ilusiones… a la luz de la palabra. Iniciar a la oración y al silencio personal.
  • Los símbolos de cada etapa.
    Son elementos cargados de significado que ayudan a los chicos a identificarse con el proceso y a asumir los sucesivos cambios de etapa a lo largo de éste. A través de ellos se expresa la progresiva maduración, al mismo tiempo que se celebra en el grupo.  

                 

 

Vídeo de presentación de los Grupos Anamo 2018-19

Inscripción a los Grupos Anamo 2018-19